jueves, 27 de febrero de 2014

qué bueno que no soy turista! proceso 1 del MAM chiloé

claramente era mejor venir y no quedarme en santiago. tenía la sospecha de la felicidad de encontrar la otra forma que este texto pedía. sabía que en santiago no iba a encontrarlo. el viaje hacia adentro posibilita otro suceder. qué bueno no ser turista, me repito como un mantra y un poco enloquezco. los turistas hacen justo el viaje hacia afuera. se llenan de espacios donde capturan fotos  y recorren y cansan el cuerpo en esos viajes. justo hago el ejercicio opuesto. estoy encerrada entre el patio del MAM y mi habitación-estudio. descansando todo el cuerpo y la cabeza y dejando la cabeza en blanco para que salgan las imágenes. no salir a buscarlas. que salga de aquí, de esta especie de intimidad justa.
son formas de trabajo. es la única manera de detener todo lo que pasa alrededor.
mi casa en santiago es hermosa y la extraño, pero allá todo se mueve. nada alcanza tanta totalidad.
mis amigos también, pero no alcanzo esa totalidad si no me detengo en esta nada.
ahora me siento nada escribiendo.
me detuve y corté 50 páginas de raíz. cosa que en santiago no habría hecho jamás.
repito el mantra: menos mal no soy turista, menos mal no soy turista.
borré también todo el final. 30 páginas más.
el final llevaba por nombre final feliz. lo dejaré, pero el texto de ese final es otro que actúa más en consonancia con el interior de todo.
me detengo acá.

No hay comentarios: