martes, 17 de julio de 2012

volver a la ciudad y todo el ruido: después me llené de tuits

hoy volví a la ciudad y todo el ruido. el viaje estuvo maravilloso. lejos de esta máquina. ahora... tuve una pesadilla anoche. seguro fue del alejamiento de la máquina. no lo decía en términos ideológicos, por si las moscas. ese resquemor y dolor ideológico de la máquina, no me interesa cantarlo, suena precario y además un argumento básico.
pero fui feliz en ese viaje. había vacas, perros por doquier. pocos libros. comí empanadas, conversé y terminé de planificar internamente mi otro viaje, ese que se viene ahora, con pasos, por supuesto, por chile.
hoy me llené de tuits. de pensamientos instantáneos. los puse todos en @lamujerrota. ahora no voy a replicarlos. quisiera, pero debo dormir. tengo que dormir. no quisiera dormir, pero tengo que.
mañana regreso a la capital. tengo que hacer taller. antes, ir a estado90. antes, enviar un texto. un texto llamado después, que le escribí a un amigo.
(al final somos casi puro texto. con intervalos de todo in situ. pero al final somos texto y decadencia. es mejor escribir, siempre.)
también me vino la tristeza. habrán sido los compuestos naturales. no sé. se supone que habría algo más allá de esos compuestos y algo más allá.
y eso!
buenas noches.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hola, me puedes dar tu email? Te escribí acá mismo hace tres meses, de la revista de Perú... Recuerdas? Perdí tus datos. Saludos Pedro.

claudia apablaza dijo...

hola. está acá, en mi perfil. saludos c