domingo, 20 de noviembre de 2011

el brutal cielo negro de simón se acerca al despojo



esta semana leí cielo negro de simón soto (santiago, 1981), libro publicado por la calabaza del diablo y que reúne seis cuentos de este autor chileno.
la intensidad narrativa, una suerte de densidad, o tal vez e incluso la condensación narrativa puede ser definida como la cantidad de imágenes diversas por segundo o microsegundo, y en este libro, digámoslo, es brutal.
no-había-leído-nada-con-esta-densidad-de-imágenes-en-los-últimos-años. ¿y ustedes?
el libro de simón soto es también y sobre todo un libro de rulfo. el padre, el desierto, el viaje, el regreso, los muertos, la extrema crueldad. "yo cortaré las venas de jenny potronovich"
están todos a cuero pelado. se jala coca del ano de alguien. se rajan venas, se deja al hijo en un horizonte de soledad, se abre una puerta para reconocer al padre en pleno centro de santiago city.
sobre todo me llevó a emparentarlo con este cortometraje dirigido por a. reynoso, con diálogos de rulfo y luego a recordar la literatura que viene galopando desde el sur de los estados unidos hasta llegar agotada acá, pero que toma nuevo aire en este plumífero y guionista.
por ahí decían que simón soto no sabía lo tan latinoamericano que es, perdón, aunque suene chauvinista, como siempre atacan los españoles al usar el apelativo de latinoamericano... es que ese es un invento de los franceses, me dijeron la última vez que lo pronuncié en alto. no sé, le dije, hombre, ¿qué importa? simón soto se pasó. yeah!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

-¿a donde nos llevas, pedro?
-a un lugar donde nos libremos para siempre de la gente dañina

claudia apablaza dijo...

dices de los anónimos?