domingo, 11 de septiembre de 2011

slam book





Renacida: Diarios tempranos 1947-1964, de Susan Sontag (1933-2004, Nueva York), una especie de Slam book, como ella misma lo llama en una parte de éstos, recoge sus experiencias vitales desde los 14 a los 31 años, poniendo énfasis en su relación particular entre cuerpo e intelecto, intentando delimitar esta dicotomía y comenzar a vivir guiada por la experiencia del cuerpo y dejar atrás la sobreintelectualización de los afectos y de la sexualidad; también las duras críticas a las instituciones que resguardan los afectos, como la religión y el matrimonio.



Un Slam book que no está hecho para entretener, porque se acabó el tiempo de escritura de libros para entretener a las personas. La escritura no está hecha para eso, según Sontag, sino más bien “…es un instrumento, una herramienta -y debe ser dura + tener forma de herramienta, larga, gruesa y contundente” (166).



Renacida: Diario tempranos también pueden ser llamados los diarios de lecturas, música, películas y exposiciones de arte visitadas de esta importante intelectual norteamericana, sobre todo de las lecturas que forjaron el pensamiento particular de la autora de uno de los libros más celebrados en el siglo XXI: En contra de la interpretación (1968), texto en el que explora y entrega su propia visión del fenómeno cultural, humano y artístico de su tiempo.



Renacida…. Es como decía, en parte, una bitácora de lecturas y nos introduce de forma gradual en los libros que fueron parte de su formación, y cómo esta formación se va forjando, a modo de listas interminables de textos que apunta, como leer, comprar, ser leídos, tachar; entre otros apuntes que nos llevan a ver cómo es que va relacionando formación v/s afectos y vida, y lo que sorprende es que más que tomar a éstos de una forma rigurosa y académica, son textos dispersos, apuntes casi a lápiz, sin ese grado de rigurosidad tan brutal que encontramos en la academia. Autores como Cornford, Jane Harrison, Blake, Proust, George Thomson, G. Le Bras, Murray, Gibbon, Tillich, Camus, Michels, Bataille, Brook Adams, Husserl, Wittgenstein, Kierkegaard, Hegel, Jacob, visitan este libros como personajes que entraran y salieran de una habitación sin dejar más huella explícita ...









seguir en the barcelona review





(la foto es de nyt)