jueves, 4 de agosto de 2011

no me hables de chorizos



sigo en lucha libro. el editor me invitó hace unos meses y ya me siento como en casa.
puertas, sillas, ventanas, fregonas, espejos. a veces incluso cociné.

cada semana intentaré comentar algún texto. más que una crítica, pienso en impresiones de lectura, ideas de un texto que no logro desentrañar del todo, pero que agarro por una punta e intento ir desmenuzando.


(y lo mejor es que mañana llega paula)