jueves, 2 de diciembre de 2010

leo a crosthwaite y creo que llegué al punto donde todo habita de una vez en calma




acá estoy leyendo aparta de mí este cáliz, de luis humberto crosthwaite, por recomendación de pía barros.

leo de a poco, con calma.

también reescribo de a poco, también con calma, con una especie de seguridad del proceso.


ya acabé de escribir y ahora me tocan meses de correcciones, tanto de la novela el congreso del amor, como de los cuentos de siempre te creíste la virginia woolf...

pero el momento de las correcciones es grato, es la reescritura sin apuro, es la rescritura de algo que se sabe que existe. es tal vez el momento de más placer de todo este proceso.

ir puliendo algo que se sabe está. algo que se asume sin tanta presión ni angustia de no llegar a concluirlo.
y
casi
todos
duermen por acá
los tuiteros se fueron a dormir
mis amigos de españa ya van a levantarse
hay dos o tres que ya lo hicieron

No hay comentarios: