sábado, 23 de octubre de 2010

estimado (a): NO TENGO FACEBOOK


estimado (a),
quiero que sepas que no tengo facebook. hoy mbellatin me dijo que venía escribiéndose con una claudia apablaza hace un tiempo, y que incluso hoy le escribió para decirle que por qué se había ido ayer de un sitio "x", a lo que hhm también contestó. Y... ELLA TAMBIÉN CONTESTÓ.


solange rodríguez me dijo que me envió la invitación y no le contesté. otros me han dicho que me envían la invitación y no les contesto.


estimado, no tengo facebook. sólo twitter, blog, gmail, yahoo, hotmail y uso el paint.

y que sepas que tampoco voy a tener.

hasta pronto

---

---

---

(aún estoy en guayaquil. hace un calor espantoso. hoy vi grillos, iguanas.)

5 comentarios:

Antonio Tello dijo...

yo tampoco y creo que no tendré facebook.
En enero vi unas iguanas en las sierras de Córdoba (Arg), y en la novela que estoy escribiendo sale una iguana (que se comen el protagonista y su perro),y muchos grillos, luciérnagas, lechuzas, chimangos, etc.
Un abrazo y que el calor te sea leve.

claudia apablaza dijo...

hola querido antonio,
el calor ha bajado por la noches. de día me quedo en sitios cerrados. vi el guayas. es de terror... maravilloso.

Andres_L7 dijo...

Hola Claudia, me parece graciosa la aclaración de que usas paint. Yo también lo uso, la verdad nunca aprendí a usar esos otros programas como photoshó. Y sí, en Guayaquil el calor es espantoso. Al parecer las iguanas son las únicas que sacan provecho de eso(ellas y su sangre fría, bah). Saludos, rock on! PD: Me gustó mucho tu blog, directo y sin pretensiones.

Lara Oliveau dijo...

Que bonito ver grillos, Claudia. Por aquí los escuchamos en verano cuando las noches son calurosas y uno tiene tiempo para tomar una pausa y fijarse y oír los grillos. Ahora llega el frío y la gente se pone la chaqueta que tuvo guardada todo el verano en un armario con olor a naftalina. Creo que en esos armarios también podrían vivir los grillos, aunque no deben hacerlo pues nunca los oigo cantar. Estaría bonito que cantaran los grillos en nuestra casa. Creo que a Juan no le gustaría pero se lo comentaré después. Estos días venimos hablando de ti y echándote un poco de menos. Tu teléfono no da señal y eso significa que cruzaste el charco y que andas con tus novelas por aquellas tierras del sur del otro lado del océano que nosotros todavía no conocemos. Cuando vuelvas cenamos y hablamos y ya te cuento si se coló un grillo en nuestro armario. Un abrazo grande

L.

claudia apablaza dijo...

lara querida, sí que volveré. chile es también mi espacio para escribir tranquila. cariños a juan.
andres... se agradece tu comentario. saludos, ya desde chile.
claudia