martes, 6 de abril de 2010

hikikomori c´est moi


me levanto, enciendo el ordenador. me ducho. miro el ordenador desde la ducha. me seco frente al ordenador. me visto frente al ordenador. desayuno frente al ordenador. camino hacia el trabajo. enciendo el ordenador apenas llego. navego. escribo. chateo. cierro el ordenador. camino hacia la biblioteca. enciendo el ordenador. me conecto a la red. salgo a comer a la calle. llevo mi taper. como cous cous. entro. me lavo los dientes. me siento frente al ordenador. navego, escribo, leo, chateo. cierran la biblioteca. me voy a casa. enciendo el ordenador. preparo la cena frente al ordenador. ceno frente al ordenador. leo con el ordenador encendido. me tomo un antiestamínico frente al ordenador. rezo. cierro los ojos. veo la luz del ordenador encendida. intento dormir. me levanto a medianoche. miro mi correo. saludo a d. me duermo. me despierta la alarma del ordenador. abro los ojos. veo el ordenador.

6 comentarios:

Darío Rodríguez dijo...

Hey, Apablaza.Sé que está estrenando caja. Quisiera preguntarle de qué va "Dublinesca". Y si no es mucha la infidencia,¿se puede conocer el texto que escribió para el libro de Pablo Gallo? Lo que pasa es que vivo en Colombia. Estoy muy lejos de cosas importantes.

claudia apablaza dijo...

hola, odradek!
qué tal?
sabes que aún no me pasan el libro desde seix barral. me lo prometieron para esta semana. lo espero. sólo pude leer las diez páginas que están en revista de letras. es de la vida de un editor, que a mi juicio se parece mucho a herralde.
lo de pablo gallo va a salir ahora en mayo. apenas salga, supongo que se colgará por ahí.
sigo a lo largo del camino con julien gracq...

Ictícola Fiorentini dijo...

私もひきこもりです。 Je suis aussi un hikikomori.

claudia apablaza dijo...

par moments, tu peux voyager ou faire une méditation zen. tout de suite tu reviens à l'origine.

Nuria dijo...

Mientras la función principal del ordenador sea la escritura, no dejes de contemplarlo!

claudia apablaza dijo...

lo es, querida nuria, pero a ratos el chat le gana.
un abrazo