jueves, 4 de febrero de 2010

qué es lo que me ata a este lugar












acabé parís de levrero y marqué (o remarqué) duramente un par de líneas. luego supongo que las recupero para algo. por ahora están remarcadas:


-¿qué es lo que me ata a este lugar?- me pregunté en voz baja, que me sonó muy extraña en los oídos. después pensé que no había nada que me atara a ese lugar, salvo el miedo a los lugares...



(pero la otra semana ya estaré en pichilemu.../ concuerdo con el miedo/ concuerdo demasiado con el miedo a los lugares)

6 comentarios:

Antonio Tello dijo...

¿Miedo a los lugares o, como afirmaba From, miedo a la libertad?
Abrazos

Ivan Humanes dijo...

¡Hay que desatarse!

claudia apablaza dijo...

hola, querido antonio... miedo a una suerte de detención.
iván, dices ¿volver?

Ivan Humanes dijo...

Volver supondría una nueva atadura.
Digo evitar el lugar, no darle importancia, establecer residencia ficticia en el reino, peinar muñecas. Algo así.

claudia apablaza dijo...

mmmmmm
lustraré zapatos en la plaza. a ver qué tal.
gracias, iván.

Ivan Humanes dijo...

ante todo que la novela sea eterna