sábado, 30 de enero de 2010

el amor de mi vida






esta mañana, al despertar, recordé que la semana pasada, después de cerrar el libro de mario levrero, la ciudad, intenté encontrar el nombre de quién era el amor de mi vida.


después me levanté apresurada y me fui a hacer las compras del sábado: tarjetas telefónicas de 500 minutos para llamar al extranjero, latas de atún, sujetadores chinos, tomates cherry y algunos congelados. también me compré una revista.

acabo de regresar.

y no quiero pensar más en eso que llaman el amor de mi vida
o
el amor de tu vida
o
el amor de su vida.
(además que mi ordenador no deja de espiarme. no sé si les sucede.)
mejor sigo con parís, el segundo de la trilogía.


(ayer le enseñé a m. las fotos enmascaradas. le gustaron.)

8 comentarios:

nuks dijo...

espero que disfrutes su lectura, claudia..
yo conseguí la novela luminosa.
antes alguien me habló en el metro (odioso) sobre su discurso vacío.
sobre los amores de una vida...instantes de una vida?
ciao
nuks.

Lorena Amaro dijo...

¡La respuesta es inútil, Claudia!
Oye, he estado leyendo el envío número 2, y me gustó muchísimo el comienzo.
Creo que también me pondré a leer un libro nuevo de Levrero. Ahora mismo, por ejemplo.
Un abrazo

claudia apablaza dijo...

nuks, no entendí el paréntesis.
lorena, intuyo, pero no sé que esa respuesta sea inútil. ¿lo crees así, realmente?
bueno, gracias por de la entrega 2... ya me dirás y yo te diré y nos diremos en febrero. un beso

claudia apablaza dijo...

y el amor de mi vida se llama:
a.
m.
j.
f.
j.

nuks dijo...

no, parís es el tercero de la trilogía. mira los años de escritura (1966, 69, 70), no de publicación.
el paréntesis no importa :)
muaca

nuks.

claudia apablaza dijo...

hola!
sí sé que es el tercero, pero la publicación me hace pensar en el lector, no en su proceso personal, que por ahora, me saltaré. entonces... lo decidí leer así, siendo lectora infinita.

nuks dijo...

me despierto. llevo sueño. enciendo el pc. (luego soñaré más). me suena bien: lectora infinita. sueño con lecturas infinitas. noche con s. y fowles, por pura curiosidad. luego soñé el final de clif.. arrastro sueño. demoro... no más -para qué?-. ya me acuesto: no quiero soñar más finales.

claudia apablaza dijo...

no sueñes, entonces... no es necesario hacer lo que no quieres. por lo menos, yo me resisto, forever