jueves, 20 de agosto de 2009

otro fragmento







es el último fragmento que pongo de cuaderno de la gran vía. ya pasaré a otro texto. como le decía a un amigo hace unos días, yo no tardaba demasiado en escribirlas, luego la corrección me lleva un año.
vi además mishima y no me agradó demasiado. lo de mishima y la patria está sobreexplotado. abusado. no tiene los matices necesarios. el escritor que fue se pierde en una extenso merodeo entre la perversión con que se enfoca su muerte y el concepto de patria.


la mujer, esa que terminó en la playa con las pulgas de mar en sus orejas, dice:


...la gran vía es una. eso lo sabemos algunos, señoras y señores. ustedes me vieron tal vez en ocasiones en actitudes callejeras sospechosas, como mirar por una ventana minúscula, vender unos cuadernos en blanco a la salida del metro Rocafort, caminar borracha de aquí para allá, en una peluquería dejando atrás mi pasado un día 6 de junio de 2009 a las 17.30 horas, me vieron caminar sin una moral clara que guiara mi camino, me vieron trasformada en mi hermana o en un primo lejano; ustedes tal vez ya ni me recuerdan, me subí a un avión a visitar a los míos que viven en chile, también estuve en méxico algunos años, subí las ruinas de teotihuacán y bajé aterrada; pero lo sé, sé que será tarea difícil recordarme porque ahora me veo distinta, ahora estoy rapada al cero; he extremado el corte del cabello y he comenzado así a optar por esta nueva vía, que es además la única vía posible, la vía de la exageración de la voluntad...

2 comentarios:

paoladueville dijo...

hola hace tiempo q no pasaba por tu blog, está bien bueno
saludos

.A dijo...

Esto me gustó mucho.

Saludos.