lunes, 27 de julio de 2009

quedarse sin libros






le comentaba a un amigo que esta semana me quedé sin libros para leer. también la urgencia de una biblioteca o librería enorme y muy barata. pero me esperé hasta hoy. por mientras estuve releyendo alguno de los que traje, que lamentablemente no son demasiados. cargar libros en maletas ya es una especie de condena. digamos maletas llenas de libros y nada de ropa u otros. dejar libros tirados por ahí. cruzar los dedos para que no te pesen el bolso de mano o esconderlo, simplemente. pero bien, de a poco espero tener todos mis libros acá, hasta volver y llevarlos por esos lados, o dejarlos acá forever, quién sabe, o mejor comprarme uno de esos aparatitos. la última vez lo envié todo por correo. tardaron una semana.

hoy fui al mercado de san antonio (o mercat de san antoni), queda a tres calles de casa. es de usados o segunda mano o viejos. encontré cuatro libros. el de martín solares, los minutos negros, que diego siempre me ha dicho que es excelente. y en realidad supongo que lo será. hace unos meses pude leer un cuento de solares en la antología de tryno. creo que fue uno de los autores que más me interesó junto con yépez.
además encontré el dios de las pequeñas cosas, de arundhati roy, que me han recomendado mj, n, y p.
uno de manuel vilas: españa, publicado por DVD. éste sí que me lo han recomendado tremendamente más que todos los otros, ya miré el índice y siento una especie de cercanía con emea, aunque sea ilusoria.
por último, el hombre que fue jueves, de chesterton.

creo que comenzaré por el de vilas. y vilas tiene blog. manuelvilas.blogspot.com. también lo miraré. ah!, y por último acabo de recordar que manuel vilas estuvo en chile presentando sus textos hace un año aprox.

No hay comentarios: