lunes, 6 de julio de 2009

ensueño 2











después yo llegaba al trabajo y terminaba de leer y editar ese manuscrito y finalmente se publicaba en distintos sitios, se cruzaban muchos puntos y regresaba a casa y te lo decía y tú me decías que yo exageraba con eso de los puntos, pero no, que no, te decía, que yo jamás exageraba, y me decías que ibas a cortarme el pelo mejor, y me cortabas el pelo, luego me decías que no tomara más café por las noches, que no leyera más, que no escuchar más ese poema, que debía aprender a dormir, aunque no me gustara hacerlo, pero que debía dormir, que lo necesitaba.


No hay comentarios: