jueves, 18 de junio de 2009

lanzallamas actualiza, comienza la furia del libro, azócar publica y llevo cincuenta páginas de autoaniquilación


http://www.lanzallamas.org/ actualiza y anuncia actualizaciones más seguidas. recomiendo leer el texto de roberto acerca de pezoa véliz, ese poeta que se murió demasiado joven y que iba sucio y mal vestido. su libro deslumbrante y si mal no recuerdo póstumo: alma chilena.


---------------------------------------------------








este fin de semana se desarrollará el encuentro de editoriales independientes o microeditoriales: la furia del libro. entre las que participan están:

Puntociego Ediciones/Ediciones Cataclismo/Lanzallamas Libros/Ortiga Ediciones/Microeditorial Lingua /QuiltraRabiosamente Independientes/Ediciones del Temple/La Piedra de la Locura/Ripio Ediciones/Sangría Editora/Piedra de Sol Ediciones/Ediciones Luciérnaga/Revista Los Poetas del 5/Mythica Ediciones/Amapola Editores/Editorial Gog y Magog (Argentina)/Vox Ediciones (Argentina)/Editorial Mansalva (Argentina)/El niño Stanton Ediciones (Argentina)/ Editorial Black & Vermelho (Argentina)/Editorial Zignos (Perú).

acá se pueden ver las actividades: http://www.letras.s5.com/gg160609.html

------------------------------------------------------




mañana viernes es el lanzamiento del libro de pablo azócar, el placer de los demás, el primer libro de poesía de azócar, y tal vez uno de sus mejores libros, junto con la inolvidable natalia. cuarto propio presentará con este libro su nueva colección de poesía: en estado de memoria, colección que toma el nombre de la novela de la escritora argentina tununa mercado. es en el club de jazz de santiago a las 19.30





------------------------------------------------------

y por último he podido escribir, llevo 50 páginas de autoaniquilación. que tiene que ver un poco con esto de los estados informativos y de detención en ciudades y traslados voluntarios y la sensación de autoaniquilarse en cada espacio que se repleta, que se colma.

acá un párrafo recién escrito:

esa tarde regresó borracha de ese paseo y tuve que ir a dejarla a su casa, mientras Julián refunfuñaba porque también demandaba cariño y me decía siempre que parecía que esa niña de los estados alterados era mi hija, que parecíamos madre e hija y que debía intentar alejarme un poco de ella porque eso iba in crescendo, y que cuando las relaciones van in crescendo, no hay quien las detenga y que el cariño es enorme a veces y cuando el cariño es enorme a veces y además va in crescendo, la única forma que tenemos para detenerlo, es matándolo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sos pura pasión vos, no puedo más que apoyarte, me encanta cómo está resultando lo de la novela y sigo fielmente lo que cuentas sobre la personaje niña. Es triste el relato sí, es condenadamente triste, hoy me di cuenta de que la conexión con los personajes en mi caso parte siempre desde lo frágil de estos, y es rompecorazones lo que le sucede a la niña en el relato. Todas esas estrategias, aproximaciones, mediaciones que le ponen constantemente un límite y una fría distancia... qué vida terrible. Pero bueno.

Por mi parte también escribo la novela "de esas novelas que hablamos". Llevo 160 páginas (por fragmentos chicos sí), y hasta el momento el resultado me encanta, aunque estoy tratando de plantearme las menos ambiciones posibles respecto del texto, escribirlo casi como un divertimento. Porque el peligro de corregir, borrar, hartarse de todo está a la vuelta de la esquina. Y este texto en particular me está gustando mucho.

Y qué sé yo. Hace tiempo que no dejaba mensajito. Ya estaba bueno, me dije. Y bueno, te dejo un enorme abrazo, Clau, que goces al máximo tu proyecto escritural, que me encanta (de las otras dos noticias me desentiendo, no conecté realmente).

claudia apablaza dijo...

hola, mao-mao
cómo vas?
la niña de los estados emocionales alterados se va enfrentando a la frialdad y a desencuentros odiosillos del mundo, a la falta de generosidad, al miedo que circula en todas las grandes ciudades. y nada, creo que desde un estado de completa frialdad que se lo impuso la societé, va descongelándose y en ese acto, por supuesto, va aflorando el recuerdo de un paraíso posible, como el tuyo, mao, que también sos pura pasión y ternura y generosidad hacia todo y sobre todo hacia la escritura.
que tengas buen viaje escritural, como siempre.
abrazo
clau