martes, 12 de mayo de 2009

voz


estar todo el tiempo acostada con parca o similar, me dijo por teléfono, le dije, nada que ver, deja de exagerar. después me dijo lo de la búsqueda de la voz, y yo que pensaba que ya la había encontrado hace años en autoformato y diario y eme/a, pero no, no era así exactamente, aunque tampoco me equivocaba del todo, sólo unos balbuceos, me dijo, aunque proyecto sí que había dibujado, un recorrido indiferente/traumático, pero la única posibilidad, le dije, fue esa, acaso estabas con una huinchita midiendo mis capacidades, con una calculadora de esas nuevas con programas incluidos, con megáfono, metalófono algunas, nada que ver, me volvió a decir. en fin, volveré a leer a abelardo como lectura y lectura y qué más, si tampoco iba a leer a bajtín nuevamente, además de estar en abstinencia, digamos con síntomas, las pastillitas para dormir/no estar aterrada, las dejé como experimento, me dijo, qué, le dije, qué, qué dices, nuevamente, recuerda cuando estaba ulises, esas vez en la playa, no fue agradable, ¿recuerdas? en fin, deja de exagerar, me dijo y cambia la voz esta vez. después leí a la paz, después a elvira, después a eugenia, a isabel, después escribí los balbuceos de 1980, y me resultaron todos.

No hay comentarios: