domingo, 12 de abril de 2009

una lectura

traje tres libros a pichilemu. uno de patricia de souza (lima, 1964), erótika: escenas de la vida sexual, que tiene dos ediciones, una en méxico (jus, 2008) y una en españa (barataria, 2009) o esa editorial en la que siempre he querido publicar. los otros dos libros que traje no los mencionaré ahora.



aparte...no he visto al caballo que está cerca de casa, a ese que le tomábamos fotos con mi padre.




antes de dormir recordé que siempre digo que necesito darme un recreo, no leer más narrativa, agarrar algo de poesía, un ensayo, ir al cine, a caminar. ir haciendo cerritos o edificios, obstáculos de lecturas. lecturas a las que no les capto todo el pulso, porque también es así el personaje que se me aparece a diario antes de leer y/o escribir. un personaje sin pulso que se pierde entre todas las posibilidades. que siente culpa por algunas horas cuando alcanza a tomar una de ellas. duerme. después se redime.



leí a de souza y recordé la vida sexual de c. millet y de todas formas descansé de un registro del que estaba escapando, como un fantasma.


visité algunos blogs que extrañaba. o que siempre extraño. también quería que otros tuviesen un blog.

No hay comentarios: