lunes, 5 de enero de 2009

posibilidad


después de tener una extensa conversación ayer con un amigo, en un prado muy verde, con muchas abejas y luz exagerada, inéditos sobre el prado, música de gatos, paisaje con muchacha de lethem encima de todo, decidí terminar de leer la mano de la buena fortuna, de goran petrovic, publicado por sexto piso.



y aparte de terminar de leerlo, acabaré tres libros que había abandonado por la invasión del tedio.



comienzo esta tarde...



No hay comentarios: