jueves, 28 de febrero de 2008

ir


irse tenía que ver con dar un paseo, como todos: alicia, ulises y la niña de las flores. después volver a casa. los paseos al aire libre. pero, bueno, momento: ¡soy alérgica al sol y la saña de los árboles (su resina)! como margo glantz, quisiera acostumbrarme a los paisajes naturales. y no crean que no... que miento. acá en mi casa de barcelona sí que mi habitación tiene luz y rayitos de sol. todos me llegan directo a la nuca.

irse tenía que ver con practicar una nueva disciplina. no religión. digo disciplina. y se llama...

no tengo muy claro en qué minuto decidí viajar. viajar significaba salir de chile. irse de allí. ¿para qué? pero si yo no soy una idealista, oye. de verdad. ¿sabes que mi autor favorito es feyerabend? la conquista de la abundancia y tratado contra el método. ¡gua! ¿que no me crees? en fin...

te lo diré. es que debo decírtelo. me pasó esto...irse se llama... es decir, yo le digo a él/ella/ellos un secreto a su (s) oído (s). él/ella/ellos se lo dice(n) a él/ella/ellos y él/ella/ellos se lo (s) dice (n) a él/ella/ellos, y así. ¿se entiende?

simple: decirnos secretos, decir secretos a otros y ellos los traspasan por un conducto metálico a otros y después muchos lo saben y no conozco a esos muchos y nunca voy a conocerlos y me da igual, porque el secreto se expande, se expande... y me llega de regreso y le digo: ¿quién eres, grandísimo tarado?

el problema es el secreto, el conducto diría más bien. ese túnel. ¿la materia que fue cuando yo era niña? ¿el perro envenenado?

no voy a decirles qué es lo que les digo a él/ella/ellos al oído. ahí perdería. ya no podría lograr mi meta de autoglobalización (algunos andan diciendo micropolítica, y yo les digo ¡guaaaaaaaaa! salta pa´l lao).

(porque cuando yo era niña nada era así. no existía esto).

esto es un verbo. autoglobalizarse. vamos a conjugar: yo me autoglobalizo. tú te autoglobalizas. él se autoglobaliza. nosotros nos autoglobalizamos. vosotros os autoglobalizáis. ellos se autoglobalizan. bien, un siete.

créelo de una vez. es una acción. un gerundio. es un deseo. un gesto. una pesadilla. un sueño. ¿lo has soñado? (supe que yoshimoto quiso hacerlo su secreto, y zúñiga también). en fin, ya hablaremos con detalles de todo lo que quieras.

así están las cosas por acá. supongo que por allá también y en todas las esquinas. ah, olvidé que mis amigos cubanos pusieron en su e-zine sólo a hombres y yo les dije: ¿qué les pasa?... y sabes que me dijeron: ¿eres neofeminista? ¡no., joder! te digo que yo sé muy bien de lo que hablo.

pero oye, si yo intuyo que el único objetivo es hacer más y más secretos. y decírselos a más y más personas y más y más seres humanos. palabras, frases, monosílabos: shushushu. shushushu.

porque todos se dicen cosas a mis espaldas y con eso se expanden de latitud (y espero que no de longitud, que no hay tanto espacio y no quiero vivir tan apretada).
¿crees que estoy algo confundida? no, no es así. sólo existe un paisaje alterado. es un paisaje real, pero ojo: está intervenido. ¿un mediascape? me dirán los rancios afterpop. ¡no, joder! ¡tampoco hablo de eso!

y a algunos los globalizan, como monigotes. en las fil sobre todo. es decir, a algunos les dan de comer en la boca. a otros no les tiran ni maní, como a los monos. y no quiero morirme de inanición. ¡por favor! lo que me faltaba. por eso me autoalimento. ñac-ñac. y me como. y te como. y... ¿debemos comernos todo lo que llega? yo, paso, forever.

y así se genera la plataforma. la gran. hoy soy una máquina capaz de memorizar cien millones de secretos por segundo. ¿que no me lo crees? no me lo crees, entonces trata de tomar un avión o un tren directo hasta allí.

puedo enviar trescientos millones de mensajes al segundo siguiente. y alimentarme de basura metálica. tengo puntitos imaginarios rondando mi cabeza, acompañándome. como las estrellas. los puntitos imaginarios de la red o xarxa infinita, como dicen acá, en català, los catalanes y también los que se hacen pasar por, según, sobre... y caminan por esa xarxa libremente sin el más mínimo sentido del asco.